El mal humor nos saca de nuestra alineación de vez en cuando. ¿Pero por qué pasa? ¿Hay algo que podamos hacer al respecto? Echemos un vistazo a la ciencia detrás del mal humor, lo que hace dentro de tu sistema y como hacer para mantenerlo alejado.

manejando-enojado

El mal humor puede aparecer por todo tipo de razones. Tal vez comiste una hora tarde, tuviste una mala experiencia de servicio al cliente o tu viaje diario a la escuela te puso rabioso por tanto tráfico que había y al parecer a toda tu ciudad se le ocurrió manejar pésimo. Los detonantes del mal humor usualmente dependen de la persona y el estrés que tenga en su vida. Pero ¿Que está pasando en tu cuerpo y mente cuando tienes un rato del mal humor? Vamos a ver.

Lo que puedes hacer para tu mal humor

Afortunadamente, deshacerte del mal humor no es difícil si estas dispuestos a hacer algunas cosas. Vamos a asumir que este es un problema temporal, no un caso severo de depresión, pero aún en ese caso, algunos de estos trucos pueden levantar a los mas decaídos.

  1. Come: En teoría, hacer cualquier cosa que te guste puede mejorar tu humor, pero la comida trabaja de varias formas. Primero, repone nutrientes que has perdido a lo largo del día. Si estás de mal humor porque no has comido y el nivel de azúcar en tu sangre es bajo, deberás sentirte mejor después de los primero bocados. También la comida grasosa puede tener un efecto positivo en tus carácter. Si la comida grasosa no es lo tuyo, comer comidas condimentadas libera endorfinas, al igual que ejercitar. Básicamente comer puede revertir el mal humor, pero ten cuidado de no exagerar.
  2. Ejercítate: El ejercicio incrementa las endorfinas y puede de un modo natural tornar un mal humor en bueno en minutos. Puedes obtener un impulso de endorfinas al ejercitar de un nivel medio a fuerte. Cuando tu respiración se vuele algo difícil, tu cuerpo libera endorfinas que pueden asociarse a sentimientos de felicidad. La euforia no dura mucho, pero debe ser suficiente para que te olvides del cerrón que te dieron en el tráfico.
  3. Escucha música: La música puede detonar la liberación de dopamina en el cerebro. Esto está asociado con un sentimiento de placer y a consecuencia puede voltear de cabeza una cara triste a lo largo de una canción de tres minutos. Básicamente mientras escuchas la rola anticipas lo que sigue y como premio por hacerlo recibes una pequeña ráfaga de placer.
  4. Sácale el lado bueno al enojo: El mal humor puede detonar tu sentido de atención, pensamiento profundo y te permite enfocarte en tareas especificas. Te da un tipo de visión túnel, que te permite enfocarte y dedicarte a un solo proyecto. Ya que puedes poner más atención a detalles específicos es buen momento para trabajar en cosas complejas, retomar viejas ideas o atacar una actividad que requiere tu atención completa. Incluso podría darte una pequeña ventaja competitiva ya que tu atención esta fija en la tarea. También podría volverte mas persuasivo ya que promueve ideas concretas y estilos de comunicación. Puede no ser el modo más placentero de lidiar con un caso de Lunes, pero al menos terminarás mucho trabajo.

¿Tienes a algún compañero(a) rabioso cerca de ti hoy? ¡Envíale este artículo!