Ahorrar dinero nunca es una tarea sencilla y mucho menos cuando eres joven y atraviesas por la edad de los 20, una de las épocas más movidas de nuestra vida. Así, te presentamos 10 consejos básicos con ideas para disminuir al máximo tus gastos y guardar un poco de dinero para tus proyectos individuales.

ahorrar-20s

Cocinar en casa

La comida siempre es uno de los gastos más importantes en nuestra economía general. Sin embargo, la mejor manera de disminuir el gasto en nuestra alimentación, es preparando tu propia comida en casa, en lugar de ir a restaurantes. No solo ahorrarás una cantidad importante de dinero, sino también podrás mejorar tus hábitos alimenticios considerablemente.

Haz listas de compras

Al momento de realizar cualquier tipo de compra, es conveniente hacer una lista de las cosas que necesitas, así solo debes localizar el artículo una vez que estés en la tienda y pasar por alto otros productos. Si no haces una lista, probablemente termines adquiriendo una mayor cantidad de productos realmente innecesarios.

Procura no usar tus tarjetas de crédito

Si posees tarjetas de crédito, procura no utilizarlas o al menos no de manera regular. Ciertamente la tarjeta es una alternativa para cuando no tienes dinero, pero debes saber que su utilización representa un pago posterior con un porcentaje de intereses, de manera que estarás pagando mucho más dinero por un determinado producto.

Cancela tus deudas a tiempo

En caso de que tengas pequeñas deudas, identifica cuáles son y cuál es la fecha exacta para cancelar, esto permitirá que hagas una planificación, calculando el dinero que necesitas y sin correr el riesgo de ser multado por no cancelar en la fecha correspondiente.

Utiliza libros prestados

Quizá seas un lector empedernido y eso es maravilloso, sin embargo, haz de tu experiencia lectora una actividad ahorrativa, ya que en lugar de adquirir los libros en una tienda, utiliza los que la biblioteca de tu universidad pone a disposición o consíguelos prestados con tus compañeros.

Compara precios antes de comprar

Nuestro carácter juvenil nos lleva a no querer perder tiempo cuando estamos de compra, pero a la vez este es un elemento negativo, debido a que lo ideal sería hacer una comparación de precios antes de decidirnos a comprar determinado producto, mucho más si se trata de una compra costosa.

Camina y utiliza la bicicleta

La movilidad también es una actividad cotidiana que nos hace gastar dinero. De allí que puedes comenzar a trasladarte utilizando una bicicleta o incluso caminando, dependiendo de la distancia a la que tengas que movilizarte y el grado de urgencia en que necesites llegar.

Administra tus salidas de fiesta

En cuanto a los gastos correspondientes a las fiestas, sería ideal que encuentres una forma sistematizada de salir a divertirte. Por ello, intenta calcular cuántas meses al mes puedes salir de fiesta y la cantidad de dinero que piensas gastar, establecer un límite en este aspecto es clave para tus ahorros.

Asiste temprano al cine y al teatro

Si te gusta ir al cine y al teatro, te recomendamos asistir a aquellas funciones programadas para tempranas horas de la tarde, ya que a medida que cae la noche, el precio de las entradas para cada función es mucho más costoso, debido a que se trata de un horario especial.

Regula tu consumo eléctrico

Otro de los factores que debes supervisar en el consumo de la energía eléctrica. Así, podrás regular la cantidad de energía que consumes, tomando sencillas iniciativas, que servirán a preservar el planeta y a la vez para rendir un poco más tu dinero.