No se ustedes estudiambres, pero yo siempre he sido de los que no se dejan cuando mis derechos están siendo violados… Y tomando mis estudios universitarios en la ciudad de Guadalajara, las visitas al antro suelen ser de los peores casos cuando de respetar nuestros derechos como consumidor se trata… vas con un grupo de amigos y selectivamente el cadenero decide quien no entra porque no le gusta su aspecto físico, te obligan a comprar botellas para poder ofrecerte una mesa, te cobran la propina y/o servicio sin tu consentimiento… En fin, si has ido a un antro en alguna de las principales ciudades de México seguro sabes de lo que estoy hablando.

derechos-antro

A final de cuentas, como no vas solo, terminas cediendo pues tampoco se trata de arruinarle la fiesta a todos tus amigos… Por eso, me da gusto que la PROFECO (Procuraduría Federal del Consumidor) comience a tomar cartas en el asunto lanzando este tipo de campañas que dan a conocer a todos cuales son nuestros derechos al visitar un antro y qué es lo que un establecimiento de este tipo NO tiene permitido.

Ahora con seguridad, después de leer esto, sabrás si un antro está atentando contra tus derechos e incluso si te animas, Profeco te invita a imprimir una postal para llevarla contigo y mostrarla al cantinero/cadenero/mesero o quien sea el que está abusando de tus derechos como consumidor (encuentra el enlace para descargar la postal al final de este artículo). Si esto no funciona, te dejamos los teléfonos donde poner tu denuncia.

Artículo 58 de la Ley Federal de Protección al Consumidor (LFPC)

Artículo 58 de la Ley Federal de Protección al Consumidor (LFPC)

Los derechos de todo consumidor al visitar un antro son los siguiente:

1. Ningún antro/bar puede seleccionar a la gente, porque eso es discriminación*

2. Los antros no pueden negarte una mesa a menos que compres una botella, porque eso es condicionamiento

3. Los precios deben estar a la vista o en la carta, y los antros deben cumplir con las promociones que ofrecen.

4. Los antros no pueden obligarte a que tengas un mínimo de consumo

5. Un antro o bar no puede cobrarte el servicio o exigirte propina, porque esta es voluntaria.

*La discriminación es la distinción, exclusión o restricción que, basada en el origen étnico o nacional, sexo, edad, discapacidad, condición social o económica, salud, religión, opiniones, preferencias sexuales, estado civil o cualquier otra, tenga por efecto impedir o anular el reconocimiento o el ejercicio de los derechos y la igualdad de oportunidades de las personas.
-PROFECO

Hay que dejar en claro algo; ningún antro puede negarte la entrada por los factores expuestos anteriormente, pero si pueden requerir cierto tipo de vestimenta o pueden negarle la entrada a alguien visiblemente intoxicado o en estado de ebriedad. Para el primer caso, el establecimiento debe indicarlo de manera clara y visible.

Descarga la postal para imprimir de PROFECO con tus derechos al visitar el antro

[sociallocker id=”3007″] Descarga la postal aquí [/sociallocker]

Todos hemos sido parte o concemos a alguien que ha sido parte de un abuso de derechos de este tipo, pero lo que es sorprendente es que nadie lo denuncia. En parte por no conocer esta información y otra parte por pensar que habrá alguien más que lo hará, pero de todos los casos que sabemos que existen, solamente se denuncian alrededor de 30 cada año.

Ante cualquier abuso a tus derechos en el antro, la Profeco proporciona los números telefónicos 5568-8722 ó el 01-800-468-8722 para que levantes una denuncia como consumidor.

Encuentra más información en La Revista del Consumidor (PROFECO)