Una de las mayores preocupaciones de los usuarios de dispositivos Android es el consumo de datos, debido a que al igual que ocurre con otros sistemas operativos como el iOS de Apple, los datos de navegación no se comprimen, lo que se traduce en que cada vez que nos conectemos a internet directamente a través del explorador o mediante alguna aplicación, nuestro plan de datos se vea seriamente afectado.

android-datos

A pesar de que hay un gran número de compañías que ofrecen servicios de datos ilimitados, la realidad indica que éstas tan sólo garantizan entre 2 y 5 gbs, monto a partir del cual suelen realizar cargos adicionales o se reduce drásticamente la velocidad de la conexión. Por otra parte, también existen compañías telefónicas que ofrecen planes más limitados a partir de 500 megas, una cantidad un poco irrisoria teniendo en cuenta que tan sólo con la reproducción de unos minutos de videos de Youtube al día, al pasar de 2 semanas ya la cuota asignada sería historia.

Familiarízate con tu consumo

Ante tal panorama es importante conocer y controlar nuestro consumo de datos, y para este propósito el primer paso es conocer cuántos datos consumimos generalmente, esto se puede hacer de dos formas, la más fácil y rápida es consultar nuestra factura del mes anterior, sin embargo, si tienes instalado en tu teléfono Android 4.0 o superior,  puedes comprobar esta información directamente desde el sistema operativo.

datos-moviles-android

En el menú  Ajustes –> Redes y conexiones -> Datos,  encontrarás toda la información necesaria respecto a tu consumo de datos celulares (no incluye wi-fi.) Lo interesante de este menú es que también podemos establecer advertencias de consumo, o incluso configurar un límite máximo de consumo de datos, sin duda es una gran herramienta que incluye Android.

Control, control, control

Una vez te has familiarizado con tu consumo  y entiendes en que gastas la mayoría de tus datos, es una buena idea empezar a controlar la situación. El primer paso consiste en ingresar a Google Play y establecer que nuestras apps  se actualicen sólo cuando estamos conectados a una red Wi-Fi,de esta forma evitamos que Play descargue automáticamente actualizaciones de nuestras apps y el gran consumo de datos que esto representa.

El próximo paso, después de limitar las actualizaciones automáticas, consiste en controlar el consumo pasivo de nuestras aplicaciones. El consumo pasivo se refiere a aquellos datos empleados en actualizar constantemente y de manera automática (aunque no las estemos usando) aplicaciones como Facebook, Twitter, Instagram, etc

Para realizar esta modificación se debe ingresar a los ajustes dentro del menú de datos y activar la opción “Restrict background data” o incluso puedes establecer la opción en las apps que consideres innecesario que se actualicen automáticamente. Para esto, en el menú de datos deberás seleccionar la aplicación deseada y activar la opción “Restrict background data.”

Establece límites

La última recomendación para controlar fácilmente tu consumo de datos móviles en Android, consiste en establecer límites de consumo de datos, de esta forma podrás establecer cuantos MBs estás dispuesto a consumir diaria, semanal o mensualmente. Una vez se alcanza el límite fijado, el dispositivo desactivara el consumo de datos móviles automáticamente.

¿Tienes otras recomendaciones para controlar tu gasto de datos móviles en Android? ¡Comparte en los comentarios!