Cabo Cortés es un complejo turístico que pone en peligro a Cabo Pulmo, la reserva marina más grande de Baja California Sur ubicada en Los Cabos.

Esta desarrolladora no ha logrado demostrar que no dañaría el arrecife y amenaza de manera importante la biodiversidad de la zona y el único arrecife de coral del Golfo de California.

Los habitantes de esta Área Natural Protegida renunciaron desde hace más de 15 años a las actividades pesqueras para dedicarse a la conservación y el ecoturismo logrando una recuperación sorprendente de la salud del arrecife y del número y tamaño de las especies que lo habitan.

Lo que llama más la atención es que pese a que la autoridad ambiental, la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (CONANP) y científicos expertos en el área, señalaron que la construcción y operación de este proyecto, pondría en riesgo al ecosistema, la Secretaría de Marina y Recursos Naturales (SEMARNAT), otorgó la autorización para que éste se llevara a cabo.

Por ello, Green Peace junto con al menos 14 organizaciones más, han realizado varias actividades a lo largo de más de un año para solicitar la revocación del proyecto. “No estamos en contra del turismo, apoyamos el turismo de bajo impacto, el cual incluso es promovido por la comunidad de la zona”, afirmó Alejandro Olivera.

Si deseas mas información ingresa a CaboPulmoVivo.org

y para VOTAR A FAVOR DE CABO PULMO Y EN CONTRA DE CABO CORTÉS, ingresa a:

SalvemosCaboPulmo.org